Notes

En efecto, este cacharrito ya es mío. Tras mi breve paso por Android (desilusionante? no, pero le queda todavía mucho por recorrer) vuelvo a los brazos del amigo Jobs.

Todavía no he tenido tiempo de trastear mucho pero ya sólo la resolución de la pantalla hace que lo flipe cada vez que lo enciendo.

Deseando probar un montón de apps que me he bajado. Ya os contaré las más interesantes.